jueves, 1 de octubre de 2009

MERCADO NEGRO DEL TRABAJO

Esta entrada es la reproducción de dos comentarios que efectué en el blog "Demócratas Freudianos" hace algunos días, respecto del post: "Reflexiones de un psicoanalista sobre el mundo laboral, a partir de la clínica con pacientes y en organizaciones" escrito por SEBASTIÁN PLUT.


MERCADO NEGRO DEL TRABAJO


Engaños, engaños y engaños, y a la hora del desengaño: frustración, confusión, traición y heridas muy profundas. En Colombia actualmente existe una modalidad jurídica-ilegal (valga la contradicción) mediante la cual el trabajador no lo es en el plano contractual, mientras que en el plano real es un trabajador fuertemente dominado. La cosa es así: con el aterrador desempleo existente, la extraña lógica del discurso cultural-social neoliberal se ha dirigido por medio de argucias fascistas a los desempleados diciéndoles que es mejor ser libre que empleado. Ya no se cuenta con fuerza de trabajo sino con la libre administración del tiempo y talento, de tal manera que se está exento de "pertenecer" a una corporación o a una empresa del Estado, pero ese mismo Estado, melifluo en sus constantes apariciones mediáticas, se muestra conocedor de la necesidad de premiar el esfuerzo individualísimo y el emprendimiento tan sacralizado en la voz del presidente.

Así que el Estado brinda un reconocimiento social a esa competitividad del colombiano (que a estas alturas ya “debería” amar el desempleo, cosa que se comprueba en las marchas gigantescas a favor del “líder” presidente) con la sola firma de parte del desempleado ( profesional o no) de un Contrato de Prestación de Servicios con cualquier empresa o entidad territorial oficial. La “naturaleza jurídica” de tal contrato no es otra sino la libre prestación de los talentos individuales a un proyecto determinado; jurídicamente el contratado libre, no tiene ninguna obligación con un colectivo empresarial sino con uno o más proyectos del mismo, siendo un agente externo, pero "muy libre", tanto que sólo tiene que brindar su valiosa presencia física en las instalaciones de la empresa o del ente territorial pocas veces cada mes. Dista mucho esta figura del papel del tecnócrata que tiene que sacrificarse a plenitud por el bienestar de su sociedad societal jurídica( corporación).

Empero, el prestador de servicios, así como está liberado de jefes permanentes, horarios extenuantes y compañeros aburridos, también se ve liberado de generarle muchas cargas al Estado; está libre de percibir prestaciones sociales, mejoras laborales (que no es un empleado, es un hombre libre), vacaciones, prima de servicios y ni hablar de dignas pensiones - eso en este país ya raya en un ideal romántico-. Ahora que, ese contrato siempre resulta ser fantástico, porque en realidad el libre prestador de servicios se ve obligado por tres, seis o en el mejor de los casos, un año, a soportar la tiranía de decenas de jefes, a sufrir extensas jornadas, a trabajar de seis de la mañana a ocho o nueve de la noche en diminutos cubículos vigilados con cámara, y el resto del día desde la casa. También está obligado jurídicamente a no reunirse con ningún trabajador, a no crear ningún lazo afectivo con empleados u otros libre contratados de la empresa, dentro o fuera de sus instalaciones, a pagar de su bolsillo los accidentes laborales y su afiliación a la Empresa Prestadora de Salud; de esta manera si sufre un resfrío por el aire acondicionado, si se angustia por ser contractualmente libre y esclavo al mismo tiempo, si presenta "desórdenes emocionales" por estar siendo sobreexplotado y tener que dar infinitas gracias al explotador, o si experimenta cualquier tipo de malestar psíquico por estar rodeado de enemigos todo el día, cuidándose al tiempo que cuida la empresa, de cualquier puñalada trapera ... en fin si sucede algo similar, tendrá que culparse a sí mismo e implorar misericordia al sistema pre pago de salud. (Aquí se implora un servicio de salud que uno mismo paga, por medio de acciones jurídicas denominadas "acciones de tutelas").


Depresiones, depresiones, y más depresiones...la fantasía laboral, o la fantasía contractual (en un punto es difícil precisar en cuál de éstas es absorbido el trabajador/ no trabajador ,libre- contratado) van sembrando confusiones, ira, dramáticas bajas de libido, de seguridad en sí mismo, desconsuelo, y en casos graves, “inhibición del deseo”. Por supuesto el Estado del país de las maravillas ofrece soluciones a estas dolencias psíquicas de manera fácil y práctica- sin reparar en realidades causales -como todo en las fantasías culturales neoliberales: psiquiatras, psiquiatras, psiquiatras, fluoxetina. fluoxetina, fluoxetina... y en el mejor de los casos, abogados, abogados, abogados, para efectuar un trueque entre fantasía y realidad, y obtener de un Juez una sentencia que indique que el contrato firmado no era de prestación de servicios sino laboral; pero los miedos campean, y muy pocos contratados le firman el poder al abogado, porque asumen que después nadie querrá contratar sus servicios; que quedarán aún más excluidos de la sociedad colombiana; después de todo estar deprimido o padecer estrés está muy de moda, y es en cierta modo una forma de inclusión. Pareciera que no estar deprimido se "debe" significar como ejemplo de lo que puede ser " un mal trabajador".

Además se interactúa socialmente, es decir se interactúa en el mercado, se hace parte de él, se consume píldoras de la felicidad, luego se hace parte de un circuito económico: doble falaz satisfacción; no cabe duda, las corporaciones transnacionales son muy habilidosas. En suma, el sujeto no es otro que el definido en el discurso marxista del derecho; se es sujeto, en cuanto se circula en el mercado, así ese mercado hoy día sea tan volátil y especulativo.

Sé que en este comentario incurro en no pocas imprecisiones lingüísticas, pero al leer este post, (EL CITADO AL PRINCIPIO) no pude menos que tomarlo como basamento para tratar de elucidar una centésima parte de los vínculos entre "trabajo", y "depresión", en mi tierra, donde la fluoxetina se vende como pan caliente, y los psiquiatras se han convertido en sacerdotes inquisidores.

6 comentarios:

  1. .. León.. te felicito por tu trabajo, en este articulo contracorriente, lleno de verdad y valentía, en tu discurrir frente a las mentiras del Estado que asume que el hombre es, sobre todo y ante todo, mercancía para obtener la riqueza desmesurada y el bienestar material de unos pocos.. los grandes oprimen, siempre y en todos los países.. lo que me indigna es que le den forma de legalidad a lo que llanamente se llama robo, abuso y explotación.. y todo ello en nombre de un Estado protector y benefactor.. ¡Madre mía, que mundo!..

    .. Te dejo un abrazo y mi afecto..

    ResponderEliminar
  2. Esa es una de las tantas realidades letales encubiertas o con visos de legalidad en mi país. La mentira campea haciendo de la corrupción un fin a seguir por muchos; y no hablo sólo de corrupción administrativa, sino también de corrupción moral, entendida esta como una ausencia total de ética en las acciones humanas y una "flexibilización normativa" de los compromisos del hombre con el hombre, esto es, carencia absoluta de ese sine qua non para existir en sociedad llamado: solidaridad, lo que lamentablemente,para muchos en esta época, no es más que una muestra de debilidad.
    Mil gracias por tu comentario, y te invito a visitar más entradas de este blog: el primero que creé como una herramienta, un tanto terapéutica, para poder sobrevivir a mi tierra...
    Recibe de mi, un gran y fraterno abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por tu comentario en mi blog. Me gratifica y abruma el hecho que haya inspirado un poema tan bello como el que escribiste.
    Estoy leyendo tus agudas disquisiciones y poco a poco me sumerjo en tus letras prodigiosas. Espero tomarlas y hacerlas parte de mis lecturas amigo colombiano.

    ResponderEliminar
  4. Mil gracias Augusto; muy cortés de tu parte. Un abrazo desde estas tierras colombianas, que según mi parecer , estar transitando por los sinuosos - por decir lo menos- 90's de tu querido Perú. Historia sangrante , historia que asfixia, pero que al mismo tiempo, actúa como motor para, de a poco, ir desmontando el oprobio.

    Te recomiendo otro de mis blogs:
    http://uncigarrillouncafe.blogspot.com

    Seguiré una a una tus letras, amigo peruano.

    ResponderEliminar
  5. Por motivos de salud de un familiar he llegado a casa hace unso minutos y antes de ir a dormir unas horas para comenzar mi jornada laboral, pase por mi pequeño hogar d eletras y allí te encontre, el primer maravilloso comentario robandome una sonrisa, fui a beber un café en tu blog y croe que ya había pasado por todos los escritos y te quise visitar por aquí, aun encandilada por la forma que me llegan tus verdades al expresarte con las realidades de la vida, no importa el pais, las injusticias en ciertos ambitos estan a la orden del día y de aquí tambien hay muhca tela de donde cortar.
    Que decirte poeta, me quedaría horas leyendote con un mate o un café de por medio, desilachando la vida en palabras no te parece?
    gracias por el comentario que me has dejado recien al despertarme te lo responderé con gusto, y le diré a ese amigo que es un hermano de la vida que me llevo por este camino de letras, diciendome... niña tu eres un dimante en bruto, solo debes dejarte pulir...
    por ello encontararás muhcos escritos que dicen al pie que tienen la correción de este amigo que a pesar de la lejanía y de nunca estrecharnos la mano, nos une la hermandad de letras, yo solo soy una simple mujer que siente con pasió todo lo que la rodea y lo vuelca a veces torpemente en palabras, Leon GRACIAS por dejarme conocerte cada vez un poquito mas.
    Mis mas sinceros saludos unidos a un abrazo cálido fuerte fuerte.
    Con respeto a ti poeta, te admiro.

    ResponderEliminar
  6. También tomaré un café antes de ir a dormir. Te agradezco una vez más la confianza que me has brindado, y el rinconcito que me has ido brindando en tus vuelos. Saber de un ser humano en esta era de autómatas es un tilín difícil; encontrar uno de ellos ya es un golpe de suerte; pero hallar un ser sensible y libre y que aparte, ofrezca amistad sincera, eso ya es un MOTIVO para levantarse y querer guerrearse el horizonte; y en tu poesía se ha ido nutriendo ese motivo...
    Este blog es menos espontáneo que los demás, pero yo lo quiero por ser también parte del motivo, y por permitirme contarle al mundo sobre la velada opresión de los sentimientos que actualmente atenta contra los Derechos de Hombre (Derechos humanos, si se prefiere). Pero por su seriedad, pocas veces es comentado, convirtiéndose este post en todo un récord en casi dos años de existencia, jejejeje; así que celebro que hayamos hablado con nuestros sueños deshilachados, en el blog de las depresiones.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails