sábado, 27 de junio de 2009

Condenan a Paul Schafer por someter a menores de edad a tratamientos de electroshock

Fuente: Telesur
Data: 26 de junio de 2009

 Condenan a Paul Schafer por someter a menores de edad en Colonia de la Dignidad.(Foto:archivo).
Condenan a Paul Schafer por someter a menores de edad en Colonia de la Dignidad.(Foto:archivo)
















Schafer Schneider fue detenido en marzo de 2005 en Buenos Aires, Argentina, luego de estar prófugo desde 1997 y fue extraditado al país tras una intensa búsqueda por parte de la justicia chilena.

El juez chileno, Jorge Zepeda, notificó este viernes a Paul Schafer Schneider, quien fue líder de la desaparecida Colonia Dignidad, de la sentencia de tres años y un día de presidio, por ser autor del delito de lesiones graves en contra de ocho menores de edad sanos.

Paul Schafer fue líder de la Colonia Dignidad, fundada por él en 1961. Ésta funcionaba como un gran campo de concentración, de unas 15 mil hectáreas, donde el régimen dictatorial de Augusto Pinochet ejercía torturas según testimonios de sobrevivientes.

En la actualidad, en la Colonia Dignidad viven alrededor de 200 alemanes y algunos chilenos.

Según consta en el expediente de la causa, las víctimas de estos tratamientos eran jóvenes alemanes, pertenecientes al grupo de niños que emigraron desde Alemania a Chile, entre 1961 y 1963, y quienes estuvieron bajo el mando de Schäfer.

Schafer ordenó que estos menores fueran separardos de sus padres para luego someterlos a tratamientos con psicotrópicos, electro shock en sus cuerpos, asilamientos y otros abusos físicos y mentales, a pesar de la condición de estos niños y jóvenes era normal.

De este modo, se notificó de la sentencia a fin de que se proceda al cumplimiento efectivo de la sanción en la Cárcel de Alta Seguridad Chilena (CAS).

Esta es la segunda condena que debe cumplir Schäfer, pues actualmente cumple la que le impuso el ministro Zepeda a raíz del arsenal de armas encontrado en Colonia Dignidad en 2005.

Schafer Schneider fue detenido en marzo de 2005 en Buenos Aires, Argentina, luego de estar prófugo desde 1997. Fue extraditado al país tras una intensa búsqueda por parte de la justicia chilena, la cual fue encabezada por el ministro Hernán González, quien lo procesó y sentenció por abusos sexuales contra varios menores.

Además de las acusaciones por violación, Schafer de 91 años de edad fue sometido a proceso por el delito de asociación ilícita, junto a otros 18 dirigentes de la Colonia de la Dignidad, ya que según avaló el ministro Jorge Zepeda, el recinto germano funcionó como cárcel clandestina de la policía secreta del dictador chileno Augusto Pinochet en 1973.

teleSUR-Latercera-Elmercurio/jp - MM

martes, 9 de junio de 2009

DISMINUYE LA "DEPRESIÓN INFANTIL" EN USA ¿AUMENTA EN EUROPA?

Llegó a mi correo un mensaje de la Plataforma contra el Prozac y la Medicalización de la Infancia con información acerca de pequeños avances en la lucha contra la promoción y suministro irresponsables de psicofármacos, especialmente en el rango de los menores de edad. Se transcribe a continuación:


DISMINUYE LA "DEPRESIÓN INFANTIL" EN USA
¿AUMENTA EN EUROPA?

AGRADECEREMOS LO TRADUZCAS A TU LENGUA Y NOS LO HAGAS LLEGAR PARA REENVIARLO

En los últimos años se ha producido una disminución en el índice de norteamericanos diagnosticados con depresión, especialmente en niños y adolescentes. La tasa de nuevos diagnósticos infantiles de depresión subió de 3.3 por 1,000 pacientes en 1999 a 5.2 en 2004. En 2007, la tasa bajó a 3.5 por 1,000 habitantes.

En 2003, la Agencia de Alimentos y Drogas (FDA) emitió la primera advertencia sobre el riesgo de suicidio entre los jóvenes que tomaban esas drogas lo cual ayudó a revertir una tendencia de cinco años de aumento en los diagnósticos de depresión.

Los antidepresivos usados por los jóvenes habían disminuido desde que las drogas empezaron a llevar la advertencia, llamada ''caja negra'', sobre los riesgos y reacciones adversas que provocan esas sustancias. Simultáneamente también han descendido los índices de diagnóstico de ansiedad y desórdenes bipolares, que también suelen tratarse con antidepresivos.

Lexapro y Prozac, están autorizados para tratar la depresión en niños y adolescentes y Prozac, Luvox y Zoloft están aprobados para el denominado trastorno obsesivo compulsivo pediátrico. El Dr. Peter Lurie del Public Citizen's Health Research Group ha advertido reiteradamente sobre los riesgos de los antidepresivos en los niños.

Mientras tanto en 2006 la Comisión Europea, a raíz del informe favorable de la EMEA Agencia Europea del Medicamento y por la mera solicitud de los laboratorios Lilly autorizó la administración de Prozac en la infancia hasta entonces prohibida.

Por ese motivo tenemos abierto un expediente de denuncia a la Comisión Europea, a su presidente Jose Manuel Durao Barroso y a la EMEA por corruptelas y falta de transparencia ante la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo. Adjuntamos el alegato presentado ante esa Comisión en Bruselas. Las versiones en distintas lenguas pueden consultarse en nuestra web Plataformaicmi.org

En el mencionado alegato se exponen las razones por las cuales consideramos ilegal y antidemocrático el funcionamiento de aprobación de medicamentos por parte de la Comisión Europea. También se citan las prestigiosas fuentes, estudios e investigaciones que consideran contraindicada la administración de estas drogas en la infancia.

Si usted no se ha adherido a la Plataforma puede hacerlo haciéndonos llegar sus coordenadas a nuestras direcciones de correo electrónico. Puede reenviar este correo a sus relaciones. También puede acceder a la información acerca de los efectos adversos de la administración de fluoxetina, paroxetina y metilfenidato (ritalina) en la infancia. Si cada uno de nosotros se consciencia de las graves consecuencias del abuso e inadecuación de medicación en la infancia podemos preservar de ello a nuestros hijos, a nuestros pacientes y alumnos. También podemos intentar obtener la protección de las autoridades administrativas y sanitarias.

Adjuntamos en attach copia de la Resolución del Ministerio de Sanidad y Consumo del Gobierno de España en el que comunican el inicio de los trámites para exigir Visado de Inspección Médica a aquellos medicamentos que contienen Metilfenidato. Esto significa que el médico extiende la receta, pero además tiene que adjuntar un informe clínico y un inspector tiene que ponerle un sello (visado), después de comprobar que en el informe se contemplan todos los aspectos de las indicaciones que se incluyen en la ficha técnica, como por ejemplo que el niño o adolescente no tiene contraindicaciones, que está en psicoterapia y que está correctamente diagnosticado. Es un pequeño paso en la buena dirección.

El pleno de la Cámara de Diputados de México aprobó una ley para fortalecer la prevención y castigo a la "medicación irresponsable" de los menores con fármacos como el Ritalín (metilfenidato) y la Imipramina/Tofranil (antidepresivo) tanto en escuelas públicas como privadas.

La ley establece sanciones económicas de hasta 255 mil pesos y la revocación del reconocimiento de validez oficial a los directores y maestros de las escuelas que indiquen tratamiento médico o exijan administración de medicación para la hiperactividad y déficit de atención a los alumnos.

La ley establece asimismo que serán también sancionados en caso de expulsar o negar la prestación del servicio educativo a niñas, niños y adolescentes que presenten problemas de aprendizaje o por condicionar su aceptación o permanencia en la institución al sometimiento a tratamientos médicos.

Son pequeños avances y un estímulo importante para seguir trabajando y luchando por nuestros objetivos.

Solicitamos que reenvies esta información y, si aún no lo has hecho, envies tu adhesión a la Plataforma Internacional contra el Prozac y la medicalización de la infancia a plataformaicmi@comunicar.e.telefonica.net con tus datos personales incluyendo actividad y profesión y lugar geográfico de residencia. Para más información puedes consultar nuestra web http. plataformaicmi.org

Asimismo agradeceremos traduzcas el texto a tu idioma y nos lo envíes para su mayor difusión.

Cordialmente,

Plataforma Internacional contra el Prozac
y la medicalización de la infancia
Juan Pundik
Presidente

jueves, 4 de junio de 2009

El Virus del Miedo

No pude evitar postear el siguiente video del cantante, escritor, poeta y ahora actor español Ismael Serrano porque según quien escribe, describe un episodio depresivo, desprovisto de prejuicios y de fronteras. De manera poética también se puede abordar o expresar una depresión; no en vano sabemos que las depresiones han sido materia prima de joyas artísticas. El video no reivindica el miedo empero; sólo habla con dolor y algo de ternura sobre un hombre al que un día lo mordió el virus del miedo, y decidió no salir más de casa...




Letra:

Lo amaban, ni más ni menos,
y se sacaba cada mañana
las espinas del sueño.
Juraba y maldecía
y se enredaba en la alambrada
de la mansa rutina.

Vivía como tú o como yo.
El viernes por la noche
iba a buscar a su amor.
Fumaba tranquilo,
planeaba la semana
y ella le arrancaba el cigarro
y lo besaba.

Y un día lo mordió el virus el miedo.
Entendió que las mujeres
nunca tienen dueño.
Y temió que ella marchase,
que se agotase el manantial
sin un por qué.

Venció el miedo y faltó a la última cita,
no descolgó el teléfono
que aullaba en la mesilla.
Y el temor a la derrota
lo agarrotó como un calambre,
sin un por qué.

Duro, intenso y precario...
Se enfrentaba cada día
al oleaje en el trabajo.
Y una mañana la cobardía
lo paralizó en la puerta
y no entró a la oficina.

Volvía a despertar
y empezaba el periódico
como tantos, por detrás.
Vio y sintió la noche
del planeta y su desastre,
tuvo miedo y decidió
no salir a la calle.

Y ahí lo tienes encerrado en casa,
temblando como un niño,
sellando las ventanas,
para no ver, ni escuchar,
sentir, notar la vida estallando fuera.
Por miedo a sentir miedo
fue a la cama,
como una oruga se escondió
y envuelto entre las mantas
se durmió,
hizo humo el sueño
y se olvidó del mundo
por miedo a despertar.

Aún sigue dormido.
Pasaron los inviernos
y aún sigue escondido,
esperando que tu abrazo
le inocule la vacuna
y elimine el virus del miedo
y su locura.


martes, 2 de junio de 2009

"Viejas enfermedades, nuevos remedios"

Nota de Prensa.
"Viejas enfermedades, nuevos remedios"
Fuente: Clarín.com
Data: 03/11/2005

Tres de los diez medicamentos más vendidos en la Argentina son psicofármacos que se usan para tratar enfermedades consideradas “de moda”, como el ataque de pánico o la fobia social. ¿Necesidad o marketing?
Por María Farber. Especial para Clarín.com.
conexiones@claringlobal.com.ar

En 1976, Henry Gadsen, el CEO de Merck (uno de los grandes laboratorios multinacionales) confesó una preocupación y un deseo a la revista Fortune: el mercado de la compañía estaba limitado a gente con alguna enfermedad, su sueño era hacer medicamentos para gente saludable. Entonces Merck estaría en condiciones de vender “a todo el mundo”. El sueño de Gadsen resultó profético, al menos así lo retratan en su libro Ray Moynihan, periodista australiano especializado en medicina, y Alan Cassels, investigador canadiense de política farmacéutica. Selling Sickness (“Vender malestar”), que se publicó a mediados de año y permanece inédito en Argentina, plantea que los laboratorios abren un lugar en el mercado para sus productos redefiniendo problemas como enfermedades.


“Hay una nueva forma de pensar la salud como bienestar, a partir de esto se consideran los problemas de la gente como problemas médicos, que se solucionan con un medicamento. La vejez, el aburrimiento, la resaca, las bolsas debajo de los ojos, la celulitis, la calvicie, problemas sexuales no orgánicos, la angustia. Todos son considerados condiciones ‘médicas’ y, por lo tanto, tratables con medicamentos”, explica Claudia Pérez Leiros, investigadora del CONICET, profesora de farmacología de la UBA y editora de la revista Química Viva. En esto concuerda Rubén Roa, médico de familia, coordinador del grupo de tecnologías sanitarias de la Superintendencia de Servicios de Salud y director del Instituto Argentino de Atención Farmacéutica (IADAF): “Esta es la diferencia entre medicar, que es un acto médico, y medicalizar, que significa intentar solucionar desde la medicina un aspecto que está en otra categoría, que es social, o psicosocial”.

Estas no-enfermedades también redefinen viejas condiciones médicas como el colesterol. Dice Roa: “En 2001 el comité de expertos del National Cholesterol Education Program decidió cambiar los parámetros del colesterol, y los llevó de 240 a 190. Para bajar a estos niveles de colesterol evidentemente hay que aumentar las dosis de medicamentos. En realidad fue la preparación para la salida de nuevos medicamentos para el colesterol y en el mundo son los que más se venden. En el documento donde se asienta esta decisión no explicaron por qué bajaron de 240 a 190. Fue un escándalo”. En su libro, Moynihan y Cassels apuntaron que ocho de los nueve expertos que diseñaron la “2004 Federal Guideline on High Cholesterol”, que elevó sustancialmente el número de personas con colesterol alto, tienen lazos financieros con los fabricantes de esas drogas. De este modo, señalaron los autores, se prescriben medicamentos para bajar el colesterol que tienen efectos secundarios (como cualquier otro), cuando mucha gente en lugar de tomarlos podría disminuir su riesgo cardíaco mediante ejercicios y una dieta sana.

En el horizonte también se agregan algunas nuevas enfermedades consideradas por algunos como “de moda”, como el ataque de pánico (hasta hace poco sólo conocida como una crisis de angustia o ansiedad), la fobia social o el Síndrome de Déficit de Atención (ADD) en los chicos, que se trata con metilfenidato, el famoso Ritalin. Todas ellas figuran en el DSM-IV, el manual de psiquiatría que determina los criterios diagnósticos para los trastornos mentales. “Es muy difícil no sufrir alguna de los síntomas que figuran en el DSM-IV. Yo tengo algo de eso día por medio”, ironiza Roa. “La fobia social, conocida desde siempre como timidez, también tiene sus propios medicamentos. En cuanto al ADD, yo me preocuparía si un chico no es inquieto porque, en definitiva, no han podido demostrar que esto tenga una base científica real. El metilfenidato es un derivado de la anfetamina. Y le están diciendo a un chico que su vida se puede arreglar con medicamentos.”

Para Mariana Davidovich, psicoanalista y docente de la asociación civil Centro Dos, “estos nuevos nombres categorizan el sufrimiento y no dejan lugar para buscar y analizar lo que está en juego en cada sujeto. Y después de la categoría viene la medicación, porque se supone que todo tiene un sustrato orgánico. Muchos pacientes buscan un análisis después de haber recorrido varios consultorios. Las pastillas no les sirven. Hay un intento de aliviar el sufrimiento urgente que es legítimo por parte del paciente, pero la pastilla al final fracasa, y el síntoma vuelve a aparecer”. Entretanto, una vez bautizada la enfermedad, la mercadotecnia hace lo suyo: según publicó Moynihan en la revista Pharmaceutical Marketing, “ la fobia social fue reconocida en Estados Unidos, así que los líderes de opinión europeos fueron movilizados a participar en actividades de asesoramiento, reuniones, publicaciones, etcétera, para ayudar a influir en el Viejo Continente”.


Efectos adversos
En la Argentina entre las causas de muerte que se reportan al Ministerio de Salud, la provocada por medicamentos no existe como categoría. “En Estados Unidos se mueren 100 mil personas por año por mal uso y abuso de remedios. En nuestro país este cálculo no está documentado, pero una extrapolación más que razonable diría que no son menos de mil las muertes producto de los problemas relacionados con medicamentos. Se sabe que el 5 por ciento de las internaciones tienen esta causa y que por cada peso en salud se gasta otro para corregir problemas de medicamentos”, dice Marcelo Peretta, vicepresidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de Capital Federal.

No solamente hay nuevas maneras de nombrar enfermedades, el mal uso de fármacos también fundó sus propias categorías. En Estados Unidos en los ‘90 bautizaron las “lifestyle drugs” (medicamentos para el estilo de vida) que juntan adeptos. La investigadora Pérez Leiros dice que entre los adolescentes es más cómodo y seguro capturar lo que haya en el botiquín de casa antes que buscar afuera. También están las pastillas “off label” que son las que se aprobaron con un uso determinado, pero luego encuentran nuevas aplicaciones y nuevos usuarios. “El Rivotril tiene originalmente dos indicaciones: para la epilepsia y el ataque de pánico. No está aprobado como tranquilizante, pero los médicos igual lo dan”, dice Roa. Y señala que tal como sucede en otros ámbitos de consumo, las preferencias cambian. “Antes se daba Lexotanil, ahora Rivotril. No hay nada que fundamente el cambio. Son modas.”

La afición por los psicofármacos va en aumento. “La venta de antidepresivos aumentó más del 50 por ciento en los últimos tres años y en los últimos 15, un 150”, dice Roa. Según un informe de la consultora internacional IMS (ver infografía) tres de los diez medicamentos más vendidos son psicofármacos y, por lo tanto, no son de venta libre. Eso quiere decir que se recetan más o que se consiguen sin receta. “Hay sobreprescripción y sobredispensación”, dice Peretta, y explica: “Antes tolerábamos más los síntomas, hoy decidimos medicarnos porque estamos nerviosos. El insomnio por estar pasado de rosca se soluciona bajando los decibeles, no con pastillas. El chico hace lío, le damos una pastilla. No tenemos paciencia y, por lo tanto, cada vez hay más chicos sobreempastillados que después andan como zombis. Estos productos, que son buenos y necesarios se convierten en armas de doble filo. Hoy son armas potentes que generan nuevas enfermedades”.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails