martes, 6 de octubre de 2009

TECNÓCRATAS DE LA MENTE

De comentario en comentario he ido armando entradas. Ésta se produjo por dos comentarios que efectué en el blog: " Bernal tiene un blog" respecto de su artículo: "245. La reducción de la verdad a la cifra." publicado el domingo, 4 de octubre de 2009:

TECNÓCRATAS DE LA MENTE


 Los reducidos esquemas del paradigma neuro psicológico bien pueden compararse con la Ingeniería de sistemas, donde los hombres somos máquinas programables, suceptibles de ser modificados mediante un diagrama de flujo. En cierta forma los psiquiatras, neurólogos, psicólogos y médicos en general (no faltará el sociólogo) que apelan al conductismo - ver Skinner-obran como unos tecnócratas de la mente. En cuanto a lo que pensamos los sujetos respecto de ese tratamiento como máquinas , pues, no pensamos mucho; el Tinglado está fuertemente cohesionado y para ello cuentan con efectivos   medios de dominación psíquica de masas. Así que de alguna manera estamos programados para consumir; manipulan el deseo hacia ese objeto mercantil; por eso en vez de cuestionar la estadística neuropsiquiátrica, le ofrecemos el rango de verdad absoluta e incuestionable. Es una de las razones por las cuales el mercado de psicofármacos es hoy en día casi tan redituable como el mercado del petróleo. El círculo se cierra en ese punto de consumo: el sujeto se droga, y al hacerlo aliena su historia; y como no creo que pueda haber sujeto sin historia para narrar, pues la subjetividad desaparece, y he ahí que como autómatas, respondemos.


Los Autómatas, 1907. JOSÉ GUTIÉRREZ SOLANA
 Hablo de la oscura experiencia de un pequeño pueblo del oriente colombiano donde la fluoxetina se vende como pan caliente y sin fórmula en todas las farmacias. Ahora bien, en este municipio, hay un par de psiquiatras y uno de ellos, el más prestigioso, atiende aproximadamente un 60% de los casos de depresión - cuyo número es alarmante- ; digo esto porque precisamente atiende "casos" no personas, y a todos trata por igual: fluoxetina o paroxetina genérica para los pre pago*, y Seroxat o Prozac en las consultas privadas. Por supuesto, no se toma el trabajo de al menos enterarse que cada uno de sus pacientes es único en su subjetividad. Así que este pueblo está dopado, y al menos en unas cuantas personas que conozco, no ha habido mejoría alguna en tres, cuatro y hasta cinco años de tratamiento químico (ha habido empeoramiento). Cómo no hay mejoría, el psiquiatra en vez de reconocer su yerro, receta sustancias más ofensivas: diazepán, por ejemplo. Si la depresión paraliza al sujeto como actor social y laboral, lo que lógicamente se busca es su inserción en esos colectivos sociales; pero los psicofármacos lo aíslan más; lo anula más.
Empero, el autómata sigue marchando a la oficina- perdón, al consultorio- del psiquiatra; de alguna manera lo ha deificado. El psiquiatra es, al menos, un padre protector, que lo "salva" de tener que pensar, o de enfrentarse a sus miedos, a sus dolores, a sus deseos... Aunque sigan sufriendo horrores inefables, los hombres desprovistos de sus significaciones, ven en el psiquiatra y en sus sustancias químicas, la exoneración total del sufrimiento vital, es decir la exención de tener que chocarse consigo mismo.

Captura del film: "Atrapado sin salida" o "Alguien Voló sobre el Nido del Cuco"


" Para redondear" como en asamblea universitaria, comento que en una charla sostenida con una bella psicóloga, quien además de su sensual boca, y fulgurantes ojos, poseía un discurso muy elaborado que le brotaba con la fluidez de una caída libre de agua, ésta me decía, con gesto dictatorial, pero al tiempo con seductora dulzura - cosa que me recordó ipso facto a la enfermera de " Alguien Voló sobre el Nido del Cuco", escrita por Ken Kesey y llevada al cine por  de Milos Forman- que lo primero que sugería a sus pacientes era que dejaran de pensar porque el pensamiento era muy contraproducente. Yo increpé sus ideas , pero esa noche, solo, en mi cama, temí por mi subjetividad...es muy tentador eso de no pensar. La disculpé, haciéndome creer a mi mismo que ella se refería a esos episodios neuróticos donde los pensamientos desbocados, ocasionan terremotos emocionales y entonces el sujeto tiene que ponerle riendas a los mismos.
Pero dormí y desperté más "sensato" y de inmediato, me puse a pensar. Me avergüenzo ahora pensando como seduce eso de no ser sujeto, eso de no pensar, de no actuar... la muerte es muy seductora sin duda alguna...

*En Colombia el sistema de prestación de servicios de salud es controlado por las Entidades Privadas prestadoras de salud ( E.P.S)  cuyo respeto al Derecho Fundamental a la Salud, a diario se pone en entredicho. Popularmente se le conoce como " salud pre-pagada".

8 comentarios:

  1. Bravo por este trabajo puesto al alcance de todos nosotros...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  2. Honor que me hace Azpeitia. Gracias por su activa participación en mis trincheras de expresión, pero más gracias aún por socializar su encomiable arte y pensamiento.

    Va para usted otro abrazo

    ResponderEliminar
  3. El reduccionismo biológico conductual ha erigido a la psicofarmacología como la Stultífera Navis de nuestros tiempos que a travéz del "viaje" producido por la intoxicación quimica amordaza el discurso del que sufre, del no amoldado, de ese otro fragmento del sujeto que se rebela en su síntoma.
    Muy pertinente la referencia de la enfermera Ratchel.
    Que buen artículo abarca en pocas líneas la dimensión del problema.
    Felicitaciones!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Damián; es una estulta realidad encubierta por melifluos distractores...

    Ahora que, estoy esperando por gozarme tus letras; se está haciendo esperar mucho tu blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Esos tecnócratas saben como llevarse el dinero. Suerte.

    ResponderEliminar
  6. me gustaría si hay algún blog o textos que me puedan pasar acerca de la locura por favor

    ResponderEliminar
  7. Javier, te recomiendo: "La condena de ser loco y pobre" de Franco Basaglia.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails