lunes, 19 de octubre de 2009

LOS NERVIOS DE MI ÉPOCA


Continuando con la serie de comentarios convertidos en entradas, sumo a este blog uno efectuado en la bitácora de Camilo Ramírez Garza: " Entre broma y broma... la verdad se asoma :

...cuando niño escuchaba atentamene a mi alrededor que todo el mundo sufría de nervios... y ya en la veinteañez me preguntaba ¿ dónde están los nervios? ya nadie hablaba de ellos... pues los hallé en una vitrina cuando los mercaderes venidos de Chicago los estaban remodelando; de ahí en adelante se llamaría strees, estrés, ex-3 - caramba, mi favoritismo por el término anterior no me ha dejado aprender como se escribe la contemporánea palabrita-. Y hoy, a mis treinta y pico, cuando no pude seguir resistiendo el "estres" con feroz rebeldía, experimento en medio del misticismo medieval de los trajines de la tecnología actual, la sensación de que mis ancestros nerviosos partieron un tanto contentos con su nerviosidad, ya que fueron ellos mismos los narradores de sus inquietudes, de sus conflictos, de sus cuitas. Se entendían a ellos mismos a través de sus nervios, hasta excusa para la reunión, para confiar en los otros, para entender la realidad fueron sus nervios. No tuvieron que pasar por la férrea escuela de la normativización psicotécnica de su nerviosidad... ¡vaya! apenas, en este instante comienzo a comprender que no sólo le cambiaron el ropaje al término; han tenido que " re semantizarlo" - valga el terminito post moderno- para hacerlo más rentable. Este insoportable ritmo de vida, es uno de los mercados globales más redituables. Imaginemos un mundo con tilín de paz... pobres señores de los medicamentos, ¡sus pérdidas serían incalculables!

León Plata

4 comentarios:

  1. Y hay veces que debemos parar hasta que no te ves perdido, hasta que no estés en el borde de un precipicio, de stress en el vórtice de un oscuro y negro agujero de nervios no te darás cuenta de ese malestar cotidiano ha intentado manejar tu vida
    en esta euforia del vivir......sin vivir, de lo cotidiano, de injusticias en demandas en una borrachera de adicciones por horarios y cumplimientos malogrando tu ya, casi precaria vida es allí donde das/damos un freno a respirar hondamente y poder así disfrutar de la paz interior exteriorizándola en una mirada
    Leon gracias por compartir esta narrativa que expresa tan bien los tiempos que vivimos, como siempre te dejo un cálido abrazo sumado a un beso. Te me cuidas mucho si?. Cariñosss.

    ResponderEliminar
  2. Me cuidaré mucho entonces.

    Abrazos querida Colibrí.

    ResponderEliminar
  3. Excelente relato.
    Es cierto,primero se llamaron nervios, ahora stres...
    En España deciamos:
    ¡¡Ay me pone de los nervios!!
    Ahora se dice:
    Me estas stresando.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Eurice, bienvenida a estas bitácoras; estuve navegando por tus blogs y de inmediato quedé encantado con su excelente calidad. Espero que vuelvas por estos lares con frecuencia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails